El clásico ejemplo mundial es Marilyn Monroe, cuya buena parte de su belleza se debía a sus atractivas pestañas.

Con el pasar de los años y aún en edad temprana, perdemos volumen, tamaño, grosor y el número de vellos que forman las pestañas.

El tratamiento y desarrollo cosmético sucedió cuando se verificó que las gotas oftálmicas a base de esta sustancia, LUMIGAN provocaba el crecimiento de las pestañas, por eso la industria cosmética creo tratamientos que garantizan pestañas perfectas.

BELA LASHES es presentado en un envase especial, con un cómodo aplicador para que diariamente por las mañanas sobreponga el cosmético directamente a las pestañas.

Antes de: Se recomienda lavar todo el rostro con jabón neutro. Los resultados aparecen en menos de un mes, y una vez logrado el volumen deseado, basta mantener con dos aplicaciones semanales.